lunes, 5 de julio de 2010

Silicua, deja de ser Semilla para ser una Joya


Silicua es el nombre que se le da a un tipo de fruta, como la Lunaria Annua “moneda del papa”, aunque la más conocida de estas semillas es la del Algarrobo, que por ella, esta bonita moneda recibe ese nombre y que intentaremos describir.
La semilla de Algarroba se uso como sistema de medida desde casi los orígenes de la moneda, dado que su peso es casi inalterable 0,189 grs y ya fue usada por los griegos con el nombre de “Keration”.
Cuando Diocleciano reinstauro las piezas de plata de buena ley “Argénteo”, las clases acomodadas la usaban para hacer acopio de metal, y se uso muy poco como era la intención de su creador, para el cambio cotidiano, de ahí que esta moneda tuviese una existencia fugaz, en cambio pocos años después de la desaparición casi total del “Argénteo”, Constantino I, sobre el 326 d. c. crea una pieza de similares características, en medidas y peso al anteriormente mencionado “Argénteo”, pero con la intención de que tuviese mejor acogida por los comercios.
Pesaba 1/96 de libra romana ó 3,4 grs aprox., su equivalencia era de 24/1 con el Solido “AV”.
Con el paso de los años enseguida llegaron las reformas, devaluándose en medida y peso, con ello dándole agilidad de uso y bajo poder de atesoramiento en Plata “AR”.

1/2 Silicua a nombre de Arcadio

Constancio II, en la reforma del 355/6 d. c. redujo su valor a casi la mitad
Pesaba 1/144 de libra romana ó 2,25 grs aprox., su equivalencia era de 24/1 con el Solido “AV” dándole un valor superior a las anteriormente acuñadas de 1/16 con el Solido “AV”.
Ya en Juliano II, el apostata, había bajado a 2,20 grs de peso, pero fue oficialmente entre Valente y Arcadio el periodo en que la moneda fue más estable y abundante en emisiones, acuñándose no solo Silicuas 2,20 grs y ½ silicuas 1,2 grs, sino que llegaron a acuñarse monedas con valor de 1/3 de Silicuas 0,8 grs, ya que era tan bien acogida esta moneda los falsarios hicieron aparición, creando las Silicuas de cobre o Forradas, aunque llevando la marca característica en el exergo “PSPusulatum (Plata pura), que acompañaba a las letras de la ceca.

1/2 Silicua recortada

Las acuñaciones en metal noble Oro “AV” y Plata “AR” llegaron a ser muy frecuentes durante el siglo V, aunque hubo gobernantes como Constantino II y Valentiniano III o Usurpadores como Máximo de Barcino, que acuñaron poca plata, siendo muy escasas sus Silicuas de ver.
Una de las primeras por no decir la primera de las monedas acuñadas con este nombre fue por el ya mencionado Constantino I, durante el periodo de 326 a 337 d. c. y era de la siguiente manera:
Anverso anepigrafo y como alegoría, Cabeza de Constantino I, diademado a la derecha y mirando hacia arriba.
Reverso CONSTANTINVS AVG., y como alegoría, Victoria, en marcha a la izquierda, portando palma y guirnalda.
Un problema que tenemos los coleccionistas de moneda romana del Bajo Imperio, al ir a las numismáticas y pedir Silicuas, es el estado de conservación, Unas veces debido a la pureza de la plata “AR” solían agrietarse, o algo más grave, solían recortar las monedas llegando a desaparecer por completo las leyendas de la moneda u otro deterioro común en esta monedas es que solían taladrarla, para ver si eran forradas, para el transporte o para usarla como un elemento ornamental.
Con todo lo dicho anteriormente, un Silicua de Alta calidad, contraje, metal y patina, es toda una joya y no solo por ser de metal noble “AR”.
Un saludo
Bass


Otros articulos de metricas:
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario