sábado, 25 de septiembre de 2010

Acuñaciones Barbarás ó Monedas Imitativas de necesidad.

Acuñaciones Barbarás ó Monedas Imitativas de necesidad.
Des de los orígenes de las monedas comenzaron a realizarse falsificaciones y a la vez copias de la moneda de moda del momento con caracteres toscos (imitándolas), para ocupar ese hueco del mercado al que no llegaban con la cantidad suficiente.
Diremos Acuñaciones Barbarás en la numismática romana, a todas aquellas monedas que no son acuñadas dentro de los límites del Imperio romano, ya que ellos, al igual que los griegos, consideraban, “Bárbaro” a todo aquello que no fuese latino.
Dentro de las numismática romana, no iba a ser una excepción, llegando a acuñarse estas monedas de forma seudo-oficial.

Maiorina acuñada sobre un follis oficial.
Estas monedas se acuñaron según mi humilde opinión de tres formas diferentes:
Tipo 1: Estas monedas solían ser acuñadas fuera de los límites del imperio romano, ya que las tribus bárbaras cerca de la frontera, solían usar la moneda romana y al no llegar cantidad suficiente para sus necesidades, comenzaron a realizar imitaciones, que eran menores en peso y medidas a las originales, para ajustarse a sus necesidades de mercado; estas monedas solían ser de un arte muy tosco y la leyenda suelen ser unos garabatos ilegibles para nosotros hoy en día.
1/2 Centenionalis a nombre de Constante Tipo 2
Tipo 2: Monedas acuñadas en las provincias en las que no había suficiente numerario para realizar el comercio con suficiente fluidez, eran provincias que no solían tener cecas operativas en esos momentos, incluso llegando a usar los talleres oficiales.
Estas monedas suelen ser también menores en peso y medidas y ya de un arte mucho más cuidado, aunque claramente identificables, este es el tipo que se cree que fue seudo-oficial.
Tipo 3: Posiblemente falsificaciones de las moneda usada en la época, acuñaciones con un arte muy cuidados y un peso muy aproximado, llegando a ser de un peso o tamaño sensiblemente mayor, para que de esta manera fuese fácilmente aceptada por el pueblo.
Hubo épocas y zonas del imperio en las que fueron muy frecuentes este tipo de acuñaciones y otras épocas en las que no llegaron casi a realizarse estas copias.
En la época de la Tetrarquía hubo muy pocas imitaciones y falsificaciones, aunque las pocas que se conocen suelen ser de la zona de Britania.
Follis a nombre de Constantino I
De la época de Constantino I y sus correinantes, si que hubo una gran cantidad y variedad de este tipo de acuñaciones, usualmente se realizaron imitaciones de aquellos reversos que solían ser menos frecuentes (hoy en día son esas monedas raras).
Acuñaron reversos tales como VIRTVS EXERTVS o VRBS ROMA entre otros.
Ya en época de Constancio II, se acuñaron monedas en la parte Occidental del imperio, siendo muy comunes de los tres tipos aun siendo de menor peso que las de las zona Oriental del imperio, debido al menor nivel adquisitivo que existía en Occidente.

Centenonalis del Tipo 1 alusivo a estos Usurpadores
Hablaremos de los usurpadores, Magnencio y Decencio al tener unas monedas representativas de ellos; fueron acuñadas de los tres tipos aunque el que se acuño con más frecuencia fue el tipo 2 aunque muy realista, llegando a ser el peso, la manera de diferenciarlas de las oficiales.
Ya en la Dinastía Valentiniana y posterior fue la REPARATIO REIPVB., las acuñaciones mas imitadas, en los tres tipos en la zona occidental del imperio.

Nummus posiblemente acuñado por alguna tribu que gobernaba esa ceca.


Una vez muerto Teodosio I y haber dividido el imperio romano en dos partes, Oriente y occidente, las imitaciones llegaron a ser casi oficiales, me explico, las provincias más alejadas del gobierno central, incluso la parte occidental llego en casi su totalidad a ser gobernado por diferentes caudillos barbaros, que acuñaban su propia moneda copiando los tipos oficiales, de ahí que no lleguen a considerarse bárbaras propiamente dicha, salvo el Tipo 1 que se acuñaba fuera de las fronteras, aunque ya era difícil de diferenciar.
En definitiva fue en occidente donde había más necesidad de moneda y donde se acuñaron mayor cantidad, mientras que oriente si hubo falsificaciones (tipo 3) pero las acuñaciones de los otros tipos fueron menos frecuentes, aun saliendo de forma puntual.

Un saludo
Bass


Otros enlaces de interes 

1 comentario:

  1. Muy bien, amigo Blass. En el caso de las monedas imitativas acuñadas con el permiso de las autoridades monetarias romanas, es posible que facilitaran algunos punzones con el diseño del derecho o del reverso, así que el aspecto de la moneda non se distingue del de las emisiones oficiales, y se revelan por imitativas únicamente por las leyendas aproximativas y equivocadas.
    Antvwala

    ResponderEliminar