viernes, 22 de julio de 2011

Los altos cargos en el proceso de acuñar moneda, durante el bajo imperio

La burocracia que había en el periodo del bajo imperio romano era muy complicada y no iba a ser menos a la hora del proceso de acuñar moneda romana.

Hubo una gran cantidad de “Altos Cargos” desde los orígenes de la moneda romana, aunque como vamos haciendo, solo prestaremos atención a los cargos y/o puestos que tenemos constancia que se ocuparon en el periodo que tratamos en el Blog.

Enumeraremos los cargos de mayor a menor importancia, desde el más alto cargo político, que decidía, el cuanto, el donde y el porqué de las acuñaciones las monedas, hasta llegar al directamente supervisor de la ceca.


GLORIA ROMANORVM a nombre de Magnencio

Rationales Summae Rei: había tantos como cabezas visibles tuviese el imperio. Se encargaba de decir la cantidad necesaria a acuñar de cada metal, así como  del motivo impreso en Rev. y Anv. que llevaría cada moneda.
Podemos denominarlo como el “Ministro de economía” de la época romana, solía ser un Magistrado muy allegado al emperador, a primeros de siglo IV hubo hasta cuatro al mismo tiempo (durante la tetrarquía), quedándose uno solo, una vez Constantino I hubo derrotado a Licinio I y quedándose como único emperador de todo el imperio romano.
A mediados de siglo IV d.c. alto cargo, pasa a denominarse como Comes Sacrarum Largitiorum, perdiendo poder en el transcurso de este siglo, ganado este poder las administraciones provinciales.
El Rationales Summae Rei/ Comes Sacrarum Largitiorum, tenía a su vez a 5 subdelegados, cada uno se encargaba de  una sección, los enumeraremos a continuación.

Scrinium Auri Nassae: Oficina encargada del metal noble, Oro “AV”, tanto monedas como objetos. El oro durante el periodo bajo imperio romano era propiedad del emperador, y estaba bajo el control directo del Summae Rei/ Comes Sacrarum Largitiorum.

Scrinium Auri ad Responsum: era el encargado directo de las acuñaciones en Oro “AV”, así como de controlar de que el metal volviese a las arcas públicas en concepto de impuestos. Se cree que solo se acuñaba monedas de oro en las cecas que gozaban en ese momento de la presencia del Emperador.

Scrinium ad Argento y Scrinium ad Millarensiblus: ambos cargos se superponían, encargados de todo lo relativo a la plata “AR”, tanto de su aprovisionamiento como de su acuñación, como silicuas o milarienses.

Scrinium ad Pecunias: el que más trabajaba, era el encargado de supervisar y tramitar las órdenes para las acuñaciones de monedas de cobre/bronce “AE”.
A su vez estos funcionarios se encargaban de transmitir las informaciones a las diócesis.

 esquema de los pasos de los edictos de acuñacion.

Desde que Claudio I eliminase la cecas periféricas (provinciales) y unificase criterios a la hora de labrar los motivos en los cuños de los Rev., las acuñaciones se centralizaron en la ciudad de Roma, salvando algunas y raras excepciones (Antioquia, Tarraco, Lugdunum,…).
Diocleciano volvió a dividir el trabajo de acuñar monedas en diócesis, según su importancia, así como de su necesidad de numerario, aunque sin llegar a unificar criterios a la hora de la propaganda en las monedas, fue Constantino I, ya como único emperador, en el año 330 d.c. quien unifica tanto el motivo a labrar como las medidas de las monedas romanas, en la amplia serie GLORIA EXERCITVS, ya que se labraron en la totalidad de cecas operativas en ese momento.

Todo esto viene al caso, para intentar explicar o introducirnos un poco el lo que se denominaba diócesis.

Una diócesis la denominamos, como al conjunto de el Thesauri (almacén de metal y monedas), y la ceca (Fabrica de moneda), así como los funcionarios de la administración encargados de recoger los impuestos.
En el próximo art, hablaremos sobre el Thesauri, así como de quien administraba la diócesis y el camino de la moneda.

Espero estas líneas sean de gran utilidad

Un saludo

1 comentario: