sábado, 11 de mayo de 2013

La vida y monedas de la emperatriz Helena, Santa Elena.



Nació en Drepanum, Bitinia, hacia el año 250d.c., de origen humilde, Flavia Iulia Helena conoció a Constancio Cloro, quien se cree que era un destacado general del ejército romano, con quien mantuvo una relación sentimental aproximadamente en el año 270 d.c., ya que no se casó nunca, o eso insinúan las fuentes al denominar a esta emperatriz como uxor, concubina,  en la Crónica Gallica entre otras. De ésta relación nació en 272/3 d.c., Constantino el grande. Para ascender al trono con el título de Cesar, en el año 289 d.c., Constancio la repudió para acceder al ritual político de la Tetrarquía en el que la hija del Augusto se desposaba con su Cesar y de este modo estrechar lazos sanguíneos y evitar sublevaciones, en este caso fue Teodora la hijastra de Maximiano Hercúleo quien contrajo nupcias con el Cesar. Se cree que una vez Constantino I, su hijo, fue entronizado por sus tropas, ya en la corte imperial, se hizo acompañar por su madre, a la que concedió el título de Augusta en otoño del año 324 d.c., momento en que comenzaron a acuñase una extensa serie de monedas a nombre de ella en todas las cecas operativas de ese momento.

Realmente las primeras monedas en ser acuñadas a nombre de Helena, fue cuando aún no se le había concedido el título de Augusta y se estamparon sobre cospeles de cobre con la métrica de Follis en la ceca de Tesalónica. En anverso se representa su retrato con el pelo recogido en un moño en la nuca, manteado a la derecha, con la leyenda HELE – NA N.F. alrededor, que significa Nobilissima Femina. En reverso aparece una estrella de ocho puntas en el centro de una guirnalda, sin leyenda alrededor, es decir anepígrafa y tampoco aparece la marca de ceca en el exergo.
  
 Follis a nombre de la emperatriz Helena

Labrado sobre cospeles de oro de uno y dos Sólidos y cobre como Follis, a partir de otoño del año 324 d.c., hasta el año 330 d.c., prolongándose como vemos años después de su defunción, se trata del motivo más representativa de esta anciana emperatriz. En anverso podemos ver el busto togado a la derecha con el pelo recogido  en la parte superior de la cabeza, con pendientes y diadema. La leyenda que orla a este retrato es FL HELENA AVGVSTA. Conocemos dos errores en esta leyenda que son  ΓL HELENA HVGVSTII y  FL AELENA AVGVSTA. En el reverso se labró a la Seguridad o a la emperatriz -como personificación de esta deidad- togada y con la cabeza cubierta por una palla, estante y mirando a su derecha,  portando rama de olivo o laurel en una mano y alzándose el ropaje con la izquierda, ocasionalmente símbolos o letras en el campo, SECVRITAS REIPVBLICAE es la leyenda que aparece alrededor de esta figura, en el exergo aparece la marca de la ceca. Se estampó en totalidad de los talleres emisores de este periodo, aunque solo unas pocas de estas fábricas pusieron algún tipo de marca en el campo de esta moneda, para poder reconocerlos con mayor facilidad hemos preparado esta pequeña tabla.

ceca
Campo
 Izquierdo
Campo
 central
Campo
 derecho
Alejandría

A
Alejandría

B
Alejandría

I
Alejandría

II
Alejandría


Antioquia


Antioquia


Δ Є
Arelate
S

F
Arelate
T

F
Cicico


Constantinopla
A


Constantinopla
B


Heraclea


Heraclea



Ésta escasa moneda es la única que se labró a su nombre siendo anepígrafa en anverso, se trata de un follis acuñado exclusivamente en la segunda oficina de la ceca de Antioquia ente los años 324 y 325 d.c., el retrato plasmado es su busto togado a la derecha con el pelo recogido  en la parte superior de la cabeza, con pendientes y diadema, no lleva leyenda alrededor. En el reverso aparece como elemento central en tres líneas su nombre y título, FL H/ ELENA / AVGVSTA, sobre ello se ve estrella sobre creciente, y en exergo SMANTB debajo punto. Se trata de uno de los Follis más difíciles de conseguir.

A esta emperatriz también se le labraron algunas piezas sobre cospeles especiales de cobre, denominados hoy en día como Medallones. Con un peso de poco más de 40 gramos, se acuñaron dos tipos diferentes de monedas en la ceca de Roma  ente los años 324 y 326 d.c., a nombre de esta mujer.  Con la misma leyenda orlando el retrato FLAVIA HELENA AVGVSTA difieren en el retrato, así como en el motivo del reverso. El primero representa a el busto de Helena a la derecha con el pelo recogido formando una diadema, con collar y togado, ya lo describimos en este artículo anterior del blog. En reverso aparece Felicidad estante a la izquierda portando rama de olivo y cetro con la leyenda FELICITAS AVGVSTA. En cuanto al segundo tipo representaría a el busto togado de helena a la derecha con una diadema de perlas de doble joya que cubre el pelo recogido en una trenza que rodea la cabeza, potando collar. En el reverso se aprecia a la emperatriz estante a la izquierda portando a un niño en brazos, a su vez ofrece una manzana a otro que está delante de ella, la leyenda que lleva alrededor es PIETAS AVGVSTES, sin nada en el exergo en ambas monedas.

Los errores de tipo o leyenda del reverso que se conocen a nombre de Helena, no son muy frecuentes y el más conocido es un hibrido entre el anverso propio con la leyenda FL HELENA AVGVSTA y el error consiste en que el reverso pertenece a una serie atribuida Fausta, su nuera, y la leyenda es SALVS REIPVBLICAE alrededor de Fausta con toga y cubierta con una palla, estante de frente con la cabeza mirando a la izquierda portando a sus dos hijos en brazos, este error se cometió en la ceca de Alejandría en el año 326 d.c. Otro aún mucho menos frecuente es el que muestra en su reverso la leyenda SPES REIPVBLICAE, una confusión que ocurrió cuando el Scalptor labró el cuño, sustituyendo SECVRITAS por SPES, entre los años 325 y 326 d.c. en la primera oficina de la ceca de Cicico.

 ½ Centenionalis a nombre de la emperatriz Helena

Todas esas piezas descritas se acuñaron en su gran mayoría estando aún en vida Helena y fueron acuñadas por orden de su hijo. Sus tres nietos acuñaron una serie de monedas de cobre a nombre de ella entre septiembre del año 337 d.c. y primavera del año 340 d.c., sobre cospeles de ½ Centenionalis con un peso aproximado de 1,7 gramos en las cecas de Cicico, Constantinopla, Roma y Treveri.
 En anverso estas monedas llevaban labrada la leyenda FL IVL HELENAE AVG y como imagen principal a el busto de Helena a la derecha con diadema de perlas y el pelo recogido, vistiendo una toga y portando collar. Hay una sola variante para el retrato y consiste en que el peinado es en un moño recogido en la nuca. En reverso aparece representada a Paz o Helena como personificación de ésta, estante a la izquierda portando rama de olivo y cetro cruzado, con la leyenda PAX PVBLICA alrededor. Hay dos variantes de este motivo, el primero salió de los talleres de la ceca de Constantinopla y consiste en que la leyenda acaba con un punto, es decir PAX PVBLICA● y la segunda de la ceca de Treveri, y consiste en que en el campo izquierdo, bajo la rama de olivo lleva grabado una cruz.

  ½ Centenionalis a nombre de la emperatriz Helena

Las monedas de oro que existen de Helena son escasas por no llamarlas raras, las de cobre tampoco son muy frecuente, aunque algunas sí que son muy raras y como hemos visto no se estampó el nombre ni la imagen de esta emperatriz sobre cospeles de plata. 

La vida de Helena es muy incompleta, apenas se sabe casi nada de sus orígenes habiendo muchísimas especulaciones, hay quien considera que ejercía como una meretriz cuando la conoció en una posada de Drepanum Constancio Cloro, en cambio otros afirman que trabajaba en los establos de dicho establecimiento. La poco controvertida Helena falleció en Roma en el año 328 o 329 d.c. según nos cuentan las fuentes poco después de volver de su viaje de Tierra Santa donde descubrió la vera cruz. Para no alargarnos mucho lo dejaremos aquí.

Espero que estas líneas sean de gran utilidad, y os invito a que se registren y lo compartan.

Un saludo
Bass


 Artículos relacionados:
Las Emperatrices en el Bajo Imperio








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada